Inauguración del Año Académico 2021 - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
20430
post-template-default,single,single-post,postid-20430,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive

06 Abr Inauguración del Año Académico 2021

Ciencia, tecnología e innovación: nuevos caminos de la diplomacia

  • Los diplomáticos deben estar en condiciones de ser actores, acompañando y aportando a procesos que nos desafían como sociedad.
  • Con la charla magistral de parte del Dr. Ignacio Sánchez, Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se dio inicio al año académico 2021 de la Academia Diplomática de Chile.
  • Se abordó el contexto de la pandemia y los desafíos para una educación de futuro.

Con la charla “Desafíos del Proceso de formación”, el Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Dr. Ignacio Sánchez, participó como invitado especial en la inauguración del año académico 2021 de la Academia Diplomática de Chile (ACADE), ceremonia virtual que fue presidida por la Subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia, y por el Director de la ACADE, embajador Miguel Ángel González.

Durante el año lectivo 2020, la ACADE implementó su programa de teleformación, continuando con sus metodologías y temas abordados incorporando, crecientemente, enfoques transdisciplinarios, multidimensionales e integrados. Con esta lógica, la agenda incluye ciencias sociales y humanidades, diplomacia cultural, función consular (atiende las preocupaciones de los connacionales en el exterior), diálogos con diplomáticos chilenos e incorpora la ciencia, la tecnología, la innovación y el capital humano avanzado como parte de la política exterior.

El embajador Miguel Ángel González, Director de la Academia Diplomática de Chile, comentó cómo la ACADE había enfrentado el proceso de formación, en el contexto de la pandemia. Indicó que se había optado por profundizar la implementación de nuestros programas de teleformación y de teletrabajo, aprovechando las plataformas tecnológicas con que contábamos y la excelente disposición de nuestro equipo y estudiantes. En el año lectivo 2020, ambos cursos tuvieron un activo entrenamiento virtual, que permitió implementar completamente los contenidos y la programación del calendario académico. El Curso Internacional, una tradición de cooperación implementada por la ACADE, también se efectuó, telemáticamente.

“Valiéndonos de la virtualidad, retomamos contacto con varias academias diplomáticas de la región, como aquellas de Colombia y de Ecuador, sumando, este año a las de México y del Perú. Agradezco a las distintas instituciones del ámbito público y privado que, gentilmente, han colaborado con la formación de nuestros diplomáticos, en estos últimos tres años”, agregó el embajador Miguel Ángel González.

Por su parte, la Subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia señaló que “la Política Exterior y la diplomacia contribuyen a la promoción y preservación de los principios ordenadores del sistema internacional, guiando nuestra participación en sus dimensiones globales, regionales y bilaterales. Ello se expresa en áreas como los derechos humanos, que afirmamos como universales, indivisibles e interdependientes, la vigencia del Estado de Derecho, el respeto al Derecho Internacional, y en la contribución sin pausa al diálogo, la cooperación y la paz y seguridad internacionales”.

 Relevó los elementos anteriores como fundantes de nuestro compromiso con la democracia y del valor que Chile asigna a los derechos civiles y políticos, junto a los económicos, sociales y culturales. Esos principios orientan y motivan nuestra función de representación, en un contexto caracterizado por desafíos transformadores, estimulados por el conocimiento, la ciencia y el desarrollo tecnológico disruptivo, en medio de tendencias sociales de amplio impacto.

En el marco de los discursos iniciales se presentó a la nueva promoción de funcionarios, integrada por seis mujeres y cinco hombres, provenientes de distintas regiones del país.

El rector Ignacio Sánchez reflexionó acerca del impacto de la pandemia en el aprendizaje, en los distintos niveles del proceso educativo, planteando las carencias y necesidades, metodologías y brechas. Mencionó los efectos a nivel familiar y en las mujeres. Efectuó un interesante análisis de la evolución de la educación superior concluyendo con los planes para la implementación de la educación, a lo largo de la vida.

Formando servidores públicos para Chile en el mundo

La Academia Diplomática de Chile (ACADE) es el centro de formación y de entrenamiento permanente de los funcionarios del Servicio Exterior, en la cual se entrega un conjunto de contenidos y aprendizajes para el desempeño de la función diplomática, luego de dos años de formación. Una primera fase orientada a la inducción y una segunda focalizada en trabajos prácticos del oficio. La ACADE desarrolla labores de extensión, difusión y vinculación con el medio.

Entrena a diplomáticos extranjeros, en el marco de convenios nacionales e internacionales de MINREL. Igualmente, prioriza la colaboración con regiones tanto en el proceso de selección como en las actividades programáticas. Esta es una institución que forma a servidores públicos, incorporando elementos de continuidad, propios del oficio diplomático, y también de cambio, con la necesaria mirada prospectiva en los diversos temas y áreas vinculadas con los intereses permanentes de Chile.

Ciclos de “Formación en Diplomacia Científica” (FDC) y de “Diplomacia 3.0” (D3.0), impartidos por la ACADE, en 2019 y en 2020, respectivamente, permiten que los futuros diplomáticos comprendan que la generación de nuevo conocimiento, innovaciones y emprendimientos, puedan facilitar el posicionamiento de Chile en las múltiples cadenas globales de valor. Ello se efectúa en el marco de la interrelación entre ciencia, conocimiento, política exterior y diplomacia, es decir, en un tejido de poder y relaciones, donde participan múltiples actores y disciplinas en creciente interconexión.

El mensaje central es contribuir al diálogo entre ciencia, política y sociedad, donde la evidencia científica es determinante para los procesos de toma de decisiones y la formación de políticas públicas, nacionales y globales, donde la diplomacia debe ser un actor central.