LA DIRECCIÓN DE ENERGÍA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN (DECYTI) - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
20299
post-template-default,single,single-post,postid-20299,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

21 Dic LA DIRECCIÓN DE ENERGÍA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN (DECYTI)

 

DIPLOMACIA 3.0 – DIÁLOGOS INTERACTIVOS

SESIÓN N° 4

Por

Guido Benavides Pérez y Martín Gormaz Balmaceda, Alumnos de 1er año Academia Diplomática de Chile 

CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN EN LA POLÍTICA EXTERIOR DE CHILE:

LA DIRECCIÓN DE ENERGÍA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN (DECYTI)

 

El día jueves 16 de abril se realizó, a instancias de la Oficina de Proyectos Especiales de la Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello”, la cuarta sesión de Diálogos Interactivos en el marco del curso “Diplomacia 3.0”, el cual busca acercar a los diplomáticos en formación a las temáticas presentes y de futuro en materias de ciencia y tecnología.

 

En esta instancia, realizada vía videoconferencia, se trató el tema “Ciencia, Tecnología e Innovación en la Política Exterior de Chile”, centrándose en la labor de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación (DECYTI) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, para lo cual se contó con la presencia del Director de DECYTI, Consejero Jorge Iglesias, así como también con parte de su equipo colaborador.

 

Diplomacia 3.0

 

El curso de “Diplomacia 3.0” busca inculcar la importancia de la Diplomacia Científica a los alumnos de la Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello”, analizando las múltiples relaciones entre ciencia y diplomacia. Pero, ¿qué es la Diplomacia Científica?

Se podría definir como la diplomacia que promueve la vinculación bilateral, regional e internacional en temas comunes de Ciencia, Tecnología e Innovación; lo cual significa un gran potencial diplomático en soft power, posicionando a Chile en las redes de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), así como también dimensionando internacionalmente las políticas nacionales de Ciencia, Tecnología e Innovación, con miras a lograr anticipar los desafíos futuros de Chile.[1]

 

Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación (DECYTI)

 

La Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación tiene la labor, dentro del marco del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, de hacer frente a los avances tecnológicos y científicos de que hemos sido testigos en el siglo XXI, por la vía de potenciar y fortalecer los lazos de Chile con el mundo en estas materias. En este sentido, DECYTI apoya el desarrollo de una política país en materias sectoriales como energía, ciencia, tecnología e innovación, en coordinación con las directrices de la política exterior, de manera tal de lograr un mayor desarrollo del país en la llamada economía del conocimiento y así estar al frente de la cuarta revolución industrial.

Con una trayectoria de más de 12 años, desde muy temprano DECYTI buscó potenciar la posición de Chile en materias de gran relevancia para el país, entre las cuales tiene un lugar especial la Astronomía[2], pero con el paso del tiempo el abanico de temas en los que desenvolverse se ha expandido, incorporando temáticas de futuro en que Chile no puede quedarse atrás. A continuación, mencionaremos algunas de las temáticas tratadas en el diálogo interactivo, seguidas de una síntesis y conclusión de los autores.

 

Ciencia y Tecnología

 

La necesidad de estar a la vanguardia de los desarrollos científicos y tecnológicos es sin duda un elemento fundamental para estar conectado con la economía del futuro. En este sentido, nuestro país ha creado recientemente el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MINCTCI), del cual depende la también nueva Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), siendo ambas instituciones sucesoras legales de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT).

En este novedoso marco, DECYTI ha tomado un rol de apoyo activo a la nueva institucionalidad, con miras a conectar a las autoridades locales con el mundo en materias de cooperación internacional, negociaciones de acuerdos internacionales, coordinación de comisiones bilaterales mixtas, potenciando la posición de Chile en instancias multilaterales en materias de Ciencia y Tecnología, entre otras.

 

Tecnologías Digitales[3]

 

El Gobierno de Chile reconoce la importancia de incorporarse a la cuarta revolución industrial, meta que indudablemente requiere un fuerte desarrollo de las tecnologías digitales, tales como Big Data, Blockchain, modernización de la red de telecomunicaciones, entre otras. En ese sentido, se están desarrollado proyectos estratégicos con una clara dimensión internacional, por ejemplo, el cable submarino Puerta Digital Asia – Sudamérica, Redes Móviles de Quinta Generación (5G), y la necesidad de desarrollar de una Política Nacional de Inteligencia Artificial. Estos temas, que son llevados adelante por los respectivos órganos gubernamentales a cargo (Subsecretaría de Telecomunicaciones del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, los dos primeros, y Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, el tercero), tienen un alto componente internacional, en virtud del cual se hace relevante el trabajo de Cancillería por medio de DECYTI tendiente a conectar estas políticas sectoriales con la política exterior del país.

Sobre la base de lo anterior, Chile tiene entre sus metas la de digitalizar su economía, buscando la creación de valor a partir del manejo de datos, y la colaboración con otros países cobra especial importancia en esta área, en la medida que permite adquirir conocimientos de la experiencia de países líderes en la materia; en este sentido, la labor diplomática es fundamental, buscando tender puentes con los actores más importantes.

No obstante lo anterior, también es relevante mitigar el impacto que pueden tener las nuevas tecnologías en otras esferas de la sociedad, por ejemplo, sobre el respeto a los derechos humanos y en la protección de datos personales, siendo muy relevante generar resguardos en materias de ciberseguridad.

Por otro lado, recientemente hemos visto la importancia de la tecnología en la mitigación de los efectos del COVID-19 para ayudar a la recuperación económica-social, destacando la labor de la Mesa de Datos COVID-19 llevada adelante por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

 

Capital Humano Avanzado

En esta materia, DECYTI cumple un rol de apoyo a la labor del Ministerio de Educación, llevando adelante procesos de internacionalización de universidades chilenas, por medio de instancias que permiten conectar a académicos e investigadores chilenos y extranjeros, tales como Foros Científicos-Académicos y Seminarios de Internacionalización.

En este sentido, destaca la participación activa de Chile en diversos foros con países como Japón, Suecia, Italia y Francia, y recientemente con universidades de países de la Alianza del Pacífico. A su vez, se busca potenciar el trabajo con las redes de científicos y estudiantes chilenos en el exterior.[4]

 

Laboratorios Naturales

 

Chile cuenta con una considerable ventaja comparativa en esta materia, dada la composición de su territorio: cielos claros, exposición a radiación solar, territorio antártico, volcanes, entre varias otras. Entre ellas, destacan las condiciones para el desarrollo de la investigación astronómica, contando con cielos despejados ideales para la instalación de observatorios. La geografía, con todo, no es suficiente; se necesita el desarrollo de una política pública que permita responder la pregunta: ¿Qué ofrece Chile?

En este sentido, Chile tiene un considerable número de laboratorios naturales, los cuales, bajo políticas públicas claras, es posible potenciar por medio del fortalecimiento de las relaciones bilaterales y multilaterales y forjando acuerdos con instituciones extranjeras, con el fin de potenciar al país y también el trabajo científico nacional. Ello implica a su vez un trabajo interministerial, en donde el rol de Cancillería y DECYTI es coordinar las relaciones internacionales, mediante la entrega de un marco jurídico claro, liderando negociaciones internacionales para llegar a acuerdos con países, organizaciones internacionales e instituciones extranjeras, y conducir acuerdos interinstitucionales entre universidades chilenas y extranjeras para desarrollar investigaciones en Chile.[5]

 

Energía

La energía es un tema importante e innovador para Chile. En efecto, siendo el país un importador neto de energía, el contribuir a garantizar el suministro energético del país es uno de los pilares de la política exterior de Chile. A su vez, se ha llevado adelante un fuerte desarrollo de las energías renovables, siendo Chile hoy uno de los países que más invierte en energías renovables.

Todo lo anterior requiere un importante trabajo de coordinación. En este sentido, DECYTI apoya al Ministerio de Energía y demás organismos sectoriales por la vía de jugar un rol articulador en reuniones internacionales periódicas en materia energética, seguimiento de compromisos internacionales, y siendo también una antena tecnológica respecto a lo que está sucediendo en el panorama internacional, incorporando esa información a la discusión nacional sobre temas energéticos, tales como la potencialidad energética limpia del hidrógeno.[6]

 

Innovación

En esta materia, DECYTI colabora en la negociación, seguimiento e implementación de acuerdos y tratados internacionales, así como en la coordinación de espacios de cooperación a nivel bilateral y multilateral. Para ello, trabaja fuertemente con las oficinas de relaciones internacionales del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, CORFO, el Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID)[7], y Start-Up Chile, iniciativa esta última de las más importantes de Latinoamérica para atraer capitales para el emprendimiento con base en la innovación.

A su vez, destaca la labor de propiciar planes estratégicos de innovación, los cuales buscan ser puentes de transferencia tecnológica y de conocimientos entre Chile y los polos de desarrollo científico-tecnológico del mundo: California, Massachusetts, Washington State y São Paulo.[8]

 

CONCLUSIÓN

La labor de DECYTI, junto con el desarrollo de una diplomacia científica nacional, traen consigo un valor agregado para Chile y sus relaciones internacionales, intensificando los avances y la vinculación del país con las redes de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) globales. En este sentido, destacan las decenas de acuerdos básicos de cooperación técnicos y científicos celebrados por el país y los adicionales que se encuentran en negociaciones, así como también los siete mecanismos bilaterales de cooperación activos que mantiene.

En virtud de lo anterior, podría decirse que Chile ha alcanzado un nivel de  integración al mundo globalizado y a los avances en ciencia y tecnología, por medio de una vinculación con las redes multilaterales. En esto, el objetivo de DECYTI ha sido mejorar la calidad de las relaciones internacionales y de la imagen país a través de las capacidades científicas, conectado a Chile para insertarlo en las redes internacionales de I+D+i, incorporando la visión internacional en la política nacional de ciencia y tecnología.

Guido Benavides Pérez

Martín Gormaz Balmaceda[9]

[1] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI marzo – abril 2017 / N° 52, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, destinado a la materia. Se puede acceder a copias virtuales de los Boletines DECYTI en el sitio web https://issuu.com/decyti (accedido 29-04-2020).

[2] Véanse, como referencia en la materia, el primer BOLETÍN DECYTI, de noviembre de 2011, titulado “Chile y la Astronomía”, y el BOLETÍN DECYTI Septiembre – octubre 2018 / N° 60; ambos de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

[3] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI agosto – septiembre 2018 / N° 59, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

[4] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI Julio – Agosto 2015 / N° 39, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

[5] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI Diciembre 2016 / N° 50, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, destinado a la materia.

[6] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI Diciembre 2017 / N° 55, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, destinado a la materia.

[7] Actualmente en transición al Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, el cual, en virtud de la ley 21.105, tendrá a su cargo la elaboración y revisión de la Estrategia Nacional de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación para el Desarrollo, entre otras funciones.

[8] Véase como referencia BOLETÍN DECYTI marzo – abril 2018 / N° 57, de la Dirección de Energía, Ciencia y Tecnología e Innovación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

[9] Ambos alumnos de 1er año de la Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello”.