Contacto

 

 

Diplomacia nº 140

DESCARGAR

Un vuelo marcado por la esperanza - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
18607
post-template-default,single,single-post,postid-18607,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

27 Jun Un vuelo marcado por la esperanza

Como una experiencia única, de aprendizaje profesional y personal, y poder conocer de cerca la labor Consular son algunas de las palabras de parte de los alumnos de la Academia Diplomática de Chile- ACADE- por su participación en la llegada del “vuelo esperanza VI”.

Cerca de 700 personas son las que han regresado en 6 vuelos Esperanza, el cual es fiel reflejo del trabajo conjunto y articulado que realizan distintas instituciones del ámbito público, coordinados por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Como parte de esta cadena pública, los alumnos de la Academia Diplomática de Chile han sido parte de este trabajo, recibiendo a los chilenos y sus familias provenientes de Venezuela, lo que demuestra el interés y deja plasmado la vocación de servicio público de nuestros futuros diplomáticos.

El Subdirector de la dirección de Comunidades en el Exterior, DICOEX, Roberto Cordero, destacó que “la participación de los alumnos de la ACADE es muy importante y además les sirve en su formación profesional como futuros diplomáticos de Chile. Es importante que conozcan este trabajo ya que cuando trabajen como cónsules tendrán que velar por el bienestar de compatriotas en el extranjero”

 

 

Por su parte, el Director de la Academia Diplomática de Chile, embajador Miguel Ángel González, señaló que “la importancia que los alumnos participen de este tipo de instancia deja plasmada la vocación de servicio que se necesita al asumir la diplomacia como una opción de vida. Como academia trabajamos para que ellos obtengan no sólo conocimientos sino además este tipo de vivencias que los acercan mucho más a lo que será su labor en las distintas destinaciones”.

La Dirección General de Asuntos Consulares, Inmigración y chilenos en el Exterior- DIGECONSU- es la dirección encargada de coordinar para que cada una de las familias o personas que desean ingresar a la lista para venir a Chile, cumplan con diversos requisitos, entre los cuales destacan: situación de vulnerabilidad, familia de acogida en Chile, documentación correspondiente, entre otros.

El grupo 10 de la FACH es el escenario desde donde sale y llega el Vuelo Esperanza. Próximamente llegará el vuelo esperanza VII, el cual trae a connacionales desde Venezuela. Este trabajo conjunto con el Ministerio del Interior, específicamente, con la FACH, comenzó a fines del año pasado.

Futuros diplomáticos: vocación social

En el vuelo “Esperanza VI”, 5 alumnos de 2 año de la Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello”, fueron parte de este trabajo, recibiendo junto a otros funcionarios públicos a los connacionales que llegaron a Chile desde Venezuela. En este contexto los profesionales destacaron cada uno su visión respecto a lo vivido. Por su parte, Francisco Montalva Beltrán, agregó que “haber podido contribuir apoyando al vuelo Esperanza fue sin duda una experiencia enriquecedora. El tener contacto directo con nuestros connacionales necesitados y acompañarlos en su proceso de retorno es una tarea que sin duda entrega un sentido especial y sumamente significativo a la labor diplomática”.

Johar Figueredo Figueredo, destacó que “el momento vivido es histórico y ser testigo de eso es un orgullo y un privilegio pocas veces experimentado, especialmente cuando la labor consular toma una relevancia especial, con el fin de dar seguridad y asilo a nuestros connacionales, que han sufrido diversas penurias que culminan con el retorno a su patria. El reencuentro con sus familiares y su país, que en algunos casos no han visto hace más de 40 años, es muy emocionante”

“El poder apoyar de forma voluntaria al Vuelo Esperanza fue una experiencia única y una instancia de aprendizaje profesional y personal. Más que un deber, fue un honor poder apoyar a nuestros compatriotas retornando al país. Viendo de primera mano el significado e importancia de la labor diplomática y sus efectos en la vida de nuestros conciudadanos, siendo especialmente gratificante la llegada de niños y adultos mayores”, señaló Bárbara Vallejos Morales.

Por su parte, Alejandro Pérez Díaz, agregó que “esta experiencia permite dimensionar el profundo sentido humano de nuestra labor, ya que detrás de cada persona que llega hay historias, familias en reencuentro y expectativas de una vida mejor. Personalmente fue un privilegio poder recibirlos, escucharlos y decirles “bienvenidos a Chile, bienvenidos a su tierra”.

 

Finalmente, Francisca Klaassen, señaló que “me gustaría destacar el compromiso humano que poseen los funcionarios de la cadena de servicios públicos que contribuyen a hacer este retorno asistido una realidad. Por ejemplo, al aterrizaje del Esperanza hay funcionarios del SAPU, del MINEDUC, de FONASA, etc. quienes brindan apoyo y contención a los connacionales y sus familias. Estos funcionarios públicos se avocan al proceso de orientar la integración de los retornados a su nueva vida en Chile. La situación de quienes retornan en el Esperanza es muy sensible, ya que se han visto obligados a dejar en Venezuela a sus familias, amigos y posesiones. Lo interesante es que, pese al dolor de abandonar a su país, también traen consigo la esperanza que su futuro va a ser mejor en virtud de la acogida que les dará nuestro país. Ello se hace patente al momento que los retornados se juntan con sus familias, quienes los reciben en el lugar de aterrizaje del Esperanza.

 

*Fotografías por Viviana Urra

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.