Ciclo de Diplomacia Cultural: Felipe Forteza aborda aspectos de la gestión cultural en nuevo encuentro con alumnos de primer año de la Academia Diplomática - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
19516
post-template-default,single,single-post,postid-19516,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

19 May Ciclo de Diplomacia Cultural: Felipe Forteza aborda aspectos de la gestión cultural en nuevo encuentro con alumnos de primer año de la Academia Diplomática

En esta segunda conversación, realizada el 19 de mayo, Felipe Forteza abordó el tema de la gestión cultural desde su vasta experiencia como figura reconocida en el mundo del arte en Chile.

En ese sentido, comentó, entre otros temas, cómo llevó a cabo su trabajo como creador y desarrollador de la Sala de Arte de CCU y como curador de la muestra “Héroes 200 años después” que conmemoró el bicentenario de la Escuela Militar.

En seguimiento a su charla del martes pasado, el expositor ahondó en la contribución del arte en dar a conocer la historia del mundo, en generar un lenguaje universal y entender situaciones políticas, cómo aporta a embellecer diferentes espacios. También describió el arte como herramienta positiva de comunicación y destacó que la creación o apreciación del arte sirve incluso como terapia muy efectiva.

Respecto de la gestión cultural, expuso los objetivos propios de esta labor; entre los que destacó el reconocer y fomentar las prácticas culturales, la creación y generación de nuevos productos, la divulgación y promoción de significados y valores culturales, la preservación de la memoria colectiva y la conservación de los bienes culturales. Al mismo tiempo, hizo hincapié en que los objetivos pueden variar de acuerdo con la naturaleza de su gestión, ya sea pública o privada. Así, en el caso de la primera, se priorizan los fines sociales relacionados con los derechos y deberes culturales y se garantiza la calidad y accesibilidad a la cultura.

Además, les explicó a los alumnos su visión sobre la importancia de la comunicación en la gestión cultural, teniendo en cuenta que ello genera posicionamiento, recordación, empatía, confianza y credibilidad.

Por último, y de manera muy práctica, entregó lo que denominó “la receta” para una gestión cultural exitosa, que incluye, entre otros puntos, un análisis de la situación del lugar de destino; el estudio del mercado y la oferta cultural, la definición de los grupos objetivos y la oportunidad de destacar la idiosincrasia de nuestra cultura. Ello sumado a una vinculación con la prensa cultural y al trabajo mancomunado con empresas chilenas o internacionales que pudieran participar como colaboradores.