Ciclo de Encuentros Diplomáticos: Alumnos de segundo año conocieron la versátil carrera de Edda Rossi  - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
19660
post-template-default,single,single-post,postid-19660,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

08 Jul Ciclo de Encuentros Diplomáticos: Alumnos de segundo año conocieron la versátil carrera de Edda Rossi 

La carrera de Ciencia Política fue la que llevó a la ex diplomática y funcionaria en retiro del Ministerio de Relaciones Exteriores, Edda Rossi, a interesarse por los estudios en política exterior. 

En el encuentro del 2 de julio, la invitada a la sesión del Ciclo de Encuentros Diplomáticos contó que en 1966 se incorporó al Ministerio y comenzó a especializarse en temas económicos y comerciales, por lo que, su primera destinación, fue a Ginebra para trabajar en la representación chilena ante el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT).

Posterior a esa primera experiencia laboral, Edda Rossi, contrajo matrimonio y su marido, quien también era diplomático chileno, fue destinado a China. Esta situación produjo que ella tuviera que renunciar a su incipiente carrera en el servicio exterior, puesto que, en esa época, no se permitía que una pareja cumpliera funciones en la misma Embajada. 

Para la señora Rossi, el período en el que buscaban soluciones a este problema fue largo y difícil, pero finalmente, tomó la decisión pensando en su familia. Al mismo tiempo, comentó que recibió bastantes críticas de parte de otras mujeres, lo que fue muy duro para ella. 

Ya en Pekín, y dada su anterior experiencia en Ginebra, fue contratada como funcionaria local en la Embajada, quedando a cargo de temas comerciales. Esto le permitió seguir desarrollándose profesionalmente; además, destacó el pragmatismo del país anfitrión que le concedió la acreditación, ya no como cónyuge de diplomático, sino como funcionaria de la delegación chilena. 

Washington, Roma, Madrid y Sidney fueron otros lugares a los que la señora Rossi se trasladó, acompañando a su marido. En cada una de esas destinaciones, buscaba oportunidades para estudiar y perfeccionarse. Y, cuando la familia regresaba a Santiago, se dedicaba a trabajar en el sector privado. 

En 1995, fue contratada en el Departamento de Comercio y Desarrollo Sustentable de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales, del que se retiró como jefa, en 2011. 

Luego de comentar su carrera profesional, la señora Rossi dejó tiempo para entregar recomendaciones a los alumnos, especialmente respecto de la compatibilidad de la vida familiar y profesional. También abordó la importancia de buscar espacios para la especialización laboral, a pesar de la diversidad de temas que se enfrentan en la función diplomática.