Contacto

 

 

Diplomacia nº 140

DESCARGAR

Ciclo de Encuentros Diplomáticos: Embajadores Fernando Zegers, Pedro Oyarce y Cristian Maquieira repasaron antecedentes de la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar - Academia Diplomática de Chile Andrés Bello
Academia Diplomática de Chile Andrés Bello | La Academia Diplomática de Chile “Andrés Bello” es una entidad dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile cuya misión primordial es formar a los futuros diplomáticos del país.
Acade, Academia Diplomática de Chile "Andrés Bello", Academia Diplomática, Chile, MINREL, minrel, Ministerio de Relaciones Exteriores, Diplomacia, Diplomacia pública, Diplomático, Diplomacia Digital, Academia, Gobierno, Chile
19471
post-template-default,single,single-post,postid-19471,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-1.0,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive

14 May Ciclo de Encuentros Diplomáticos: Embajadores Fernando Zegers, Pedro Oyarce y Cristian Maquieira repasaron antecedentes de la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar

En la sesión del 14 de mayo, los alumnos de segundo año de la Academia Diplomática participaron de una nueva sesión del “Ciclo de Encuentros Diplomáticos”, organizados con el objetivo de conocer la labor realizada por destacados Embajadores, a través del relato de sus experiencias.

En esta oportunidad, el Embajador Fernando Zegers, el Embajador Cristián Maqueira y el Embajador Pedro Oyarce participaron de una videoconferencia en la que revivieron su trabajo como parte de la delegación chilena de la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar.

El Embajador Zegers, quien fue presidente de la delegación desde 1968 hasta la aprobación y firma de la Convención, en 1982, comenzó presentando antecedentes del instrumento que regula la generalidad de los usos de mares y océanos del mundo, en 320 artículos y nueve anexos.

“La CONVEMAR reglamentó la actividad humana en casi las tres cuartas partes del planeta. Por ello, es una de las Convenciones más importantes del siglo XX y de la historia de Naciones Unidas. Es el Derecho del Mar vigente y aplicable, vinculando a 168 Estados partes y también a quienes no lo son, por obra de la costumbre internacional”, destacó el Embajador.

El Embajador recordó que se trabajó sobre la base de un texto único de negociación, y que ese logro procesal, fue conseguido gracias a gestiones diplomáticas que hicieron posible un consenso entre 150 países con intereses diversos y, a menudo, contrapuestos en temas de suma importancia y aplicación real en la mayor parte del planeta.

Por su parte el Embajador Oyarce comentó cómo se inició su trabajo multilateral, a los 23 años, y ahondó en su labor como coordinador de la delegación chilena.

Al respecto, explicó que tuvo que trabajar las materias sustantivas con la delegación, preparar un documento expresivo de la posición nacional y establecer redes de negociaciones informales. En este sentido, les recomendó a los alumnos prepararse para trabajar de manera activa con los otros delegados, y especialmente, estudiar los contenidos, y desarrollar las habilidades blandas que tanto se necesitan para la función diplomática.

Además, el Embajador Oyarce fue delegado para temas de investigación científica, preservación y protección del medio marino y transferencia de tecnología. En esta labor estableció un diálogo interinstitucional, y con ONGs, cuya práctica no es ajeno a construcción de posiciones nacionales.

“La Convención es un instrumento con proyección de futuro, tiene capacidad de construir, recoger la práctica del pasado, regular los océanos y también prever el futuro”, concluyó el Embajador Oyarce.

Posteriormente, el Embajador Maquieira, inició su intervención, diciendo que este encuentro “es como realizar una caminata por recuerdos muy importantes y experiencias muy gratas”.

A continuación, dedicó tiempo a comentar el proceso negociador del tema de los fondos marinos en la Convención. Destacó que, dado el momento político mundial entre 1974 y 1982, se trataron materias políticas y económicas que impactaron en las discusiones. Finalmente, se llegó a consenso sobre “las normas que rigen los fondos marinos y oceánicos, más allá de la jurisdicción nacional”, es decir, “el patrimonio común de la humanidad””.

Como parte de su experiencia como experto en fondos marinos, y a modo de consejo para los alumnos, el Embajador Maquieira comentó su encuentro con Henry Kissinger. “Esa conversación fue producto del profundo conocimiento de los temas y documentos”, relató.

A eso sumó recomendaciones para enfrentar negociaciones, como, por ejemplo, que además del estudio y manejo de los temas, deben sumarse habilidades blandas: dejar atrás  el ego, evitar prejuzgar intenciones porque pueden llegar a ser una fuente inagotable de error y, por último, tener conciencia de que otras delegaciones pueden estar tratando sus intereses.

Por su parte, los alumnos de segundo año coincidieron, al momento de hacer preguntas, en agradecer las exposiciones de los destacados Embajadores y manifestaron su admiración por la tarea que realizaron como parte de ese equipo de diplomáticos y expertos chilenos y que significó conseguir la consagración internacional y definitiva de nuestra Zona Económica Exclusiva de 200 millas.

En tanto, el Embajador Miguel Ángel González, Director de la Academia Diplomática, manifestó su agradecimiento a los Embajadores por la oportunidad de recordar esta Convención y la negociación previa tan importante, cuyas experiencias alientan a los alumnos a prepararse de la mejor forma para desempeñar sus funciones, ya sea en lo multilateral o lo bilateral.

 

 

Sin comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.